Fomento

Educación personalizada

Los colegios de Fomento ofrecen una educación personalizada a todos los alumnos para que cada uno pueda alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades, forme su propio criterio, y pueda tomar sus decisiones de forma libre y responsable.

Un proyecto personal de mejora para cada uno. Todos los alumnos de Fomento reciben el asesoramiento individualizado de un tutor, que también mantiene entrevistas periódicas con los padres para definir objetivos comunes. Se pretende que cada alumna y cada alumno, con la ayuda de sus padres y de sus profesores, defina y desarrolle su propio proyecto personal de mejora. 

Es tarea del tutor ayudar a cada alumno a conocerse, a hacer buen uso de su libertad, a esforzarse por alcanzar un rendimiento académico satisfactorio y, en definitiva,  a lograr los objetivos educativos que le permitan un desarrollo pleno de su personalidad

Educación diferenciada

Para facilitar la personalización y atender a los diferentes ritmos madurativos de chicos y chicas, los colegios de Fomento han optado en algunas etapas por la educación diferenciada. Los colegios de chicas y de chicos comparten los mismos objetivos pedagógicos, programas de estudios y herramientas didácticas. Este modelo pedagógico, reconocido por la UNESCO y la Unión Europea, es una realidad desde hace décadas en países de nuestro entorno.